1 0 3000 300 100 10 https://juegosconarte.es 960 1
site-mobile-logo
site-logo

David Esbrí | Entrevistas con Arte

Entrevista Nº 51 de Juegos con Arte | David Esbrí es el editor de Devir y ha sido ilustrador profesional de Dungeons and Dragons, A Game of Thrones CCG, Warhammer 40.000 entre otros
Foto de Antonio Aroca – Trabajo propio, CC BY-SA 4.0

¡Hola a tod@s! Hoy os traemos una entrevista un poco especial, David Esbrí es el editor de Devir y durante muchos años ha sido ilustrador profesional de proyectos cómo Dungeons and Dragons, A Game of Thrones CCG, Warhammer 40.000 y un largo etcétera. David nos escribió para contarnos que durante el mes de julio va ha impartir el curso » La Ilustración para los juegos de mesa» en la Escola Joso de Barcelona, nos pareció una genial iniciativa y pensamos que sería interesante entrevistarlo para darlo a conocer entre todos nuestros lectores.

Bienvenido David, para nuestros/as seguidores/as que todavía no conocen tu trabajo, ¿Cómo fueron tus inicios como ilustrador de juegos de mesa y háblanos un poco sobre tu trayectoria profesional?
Desde que tengo conciencia siempre me recuerdo con un lápiz en la mano. He crecido leyendo cómics, desde los heredados de mis hermanos mayores a los que he ido coleccionando a lo largo de los años, y siempre quise recrear las viñetas y las historias con mis dibujos. Mi primer dibujo profesional (eso quiere decir «pagado») fue un encargo de Xavi Garriga para el juego de rol Fanhunter, ahí por los años noventa del siglo pasado cuando yo debería rondar los 16 o 17 años. De ahí pasé a colaborar con la revista Nereid, dedicada a Dungeons and Dragons donde pude recrearme con mi estilo más realista (donde me sentía más cómodo en ese momento). Mi afán por dedicarme profesionalmente al dibujo me llevó a visitar ferias en Estados Unidos, donde pude entrar en contacto en primera instancia con la editorial Kenzer & Co. quienes me encargaron ilustraciones para su universo de juego (de nuevo bajo el sistema D&D) Kingdoms of Kalamar.

Pero no sería hasta un poco más tarde que entraría a colaborar de forma estable con Wizards of the Coast, convirtiéndome en algo así como el ilustrador «residente» de la RPGA. Poder trabajar y facturar mensualmente ilustraciones para Dungeons and Dragons, ahora ya bajo el logotipo oficial de la marca, me dió la estabilidad suficiente para poder acometer otras propuestas de freelance. en su momento pude realizar ilustraciones para el juego de cartas coleccionable de Leyenda de los 5 Anillos o incluso del de Juego de Tronos.


Con los años he llevado muchos sombreros en la industria del juego: desde directivo en Games Workshop hasta desarrollador (e ilustrador, claro) de mis propios juegos de miniaturas, principalmente Carnevale. Actualmente soy editor en Devir Iberia, encargado de la linea de producción propia. Esto significa que por lo general me encuentro al otro lado de la mesa, dando trabajo a los profesionales que van a ilustrar nuestros juegos. Eso no quita que (de forma extremadamente puntual) me permita el lujo de ilustrar alguno de nuestros proyectos, como por ejemplo el tablero de juego de unos de nuestros últimos lanzamientos: Polis. Tampoco quise perder la ocasión de ilustrar algunas piezas para la nueva edición del juego de rol de Fanhunter; de algún modo cerrando el círculo desde mis inicios en esta industria hasta mi posición actual.

¿Qué inspiración o referencias dirías que han influido en tu trabajo?
Como lector de cómics de los ’80 y ’90, el trabajo de autores americanos como George Perez o John Byrne estuvieron siempre presentes. Con los años uno va tomando el gusto por propuestas más arriesgadas como los trabajos de gente como Mike Mignola o Guy Davis. Actualmente creo que he soltado mucho la idea del «estilo propio» por lo que me siento muy abierto a recibir influencias de fuentes de todo tipo, desde la animación de Hanna Barbera hasta la última película de animación de Spider-Man, comic europeo o japonés, etc. 

¿Cómo ves la evolución del arte en los juegos de mesa respecto a los nuevos ilustradores?
Creo que estamos viviendo un momento muy interesante. Si tomamos como fecha de la «eclosión» del juego de mesa moderno el año 2000 (por poner una fecha totalmente arbitraria), veremos que en sus inicios gran cantidad de las propuestas eran ilustraciones muy sobrias y pictóricas. De gran calidad, pero poco arriesgadas. Pero recientemente tenemos a autores con propuestas que a mí particularmente me parecen muchísimo más interesantes, como Mihajlo Dimitrievski o Kyle Ferrin (este último me FLIPA!).

Desde mi posición de editor me parece más interesante apostar por este tipo de talentos, y es por eso que confío en autores como Joan Guardiet o Roc Espinet, cuando tengo el privilegio de poder contar con su tiempo. 

¿Cómo es tu proceso creativo a la hora de trabajar en un juego de mesa? Cuéntenos ese proceso, desde la aparición de la primera idea o propósito hasta llegar a su finalización.
Si me pongo de nuevo en el papel del ilustrador (entiendo que esta es la idea), es muy importante ser muy consciente de que el trabajo que vamos a acometer debe ser una obra al servicio del juego. Se tratará de un arte funcional que debe acompañar al jugador en su experiencia de juego, y todas las decisiones que tomemos deben ir encaminadas a servir a este propósito. La creación de juegos de mesa es una disciplina en la que habitualmente participan un gran número de personas y de profesionales, desde el autor, al editor, el propio ilustrador, así como diseñadores gráficos y demás; pero siempre el objetivo que debe guiar el esfuerzo de todos ellos es conseguir que el producto final sitúe al jugador frente a un entorno que le permita disfrutar de la partida al máximo.

Como ilustrador profesional has trabajado para Dungeons and Dragons, Game of Thrones CCG y portadista de los cómics de Warhammer 40.000. ¿Cómo ha sido tu experiencia en el mundo de la ilustración en los juegos de mesa? ¿Qué lecciones has aprendido?
Me considero muy afortunado de haber podido trabajar con todas estas franquicias tan importantes, y haber podido poner mi firma en algunas de ellas aunque sea fugazmente. Uno debe ser consciente que cuando trabajas para con un material de este tipo estas «jugando con los juguetes» de otro, así que hay que tomarlo con mucho cariño pero también con la distancia suficiente. Estos juegos me han permitido pagar el alquiler durante muchos años y conocer la industria entre bambalinas (y me lo he pasado bomba en el proceso!). Me han dado el bagaje que me ha llevado al lugar que ocupo en estos momentos, permitiéndome crecer como persona y como profesional.

También eres responsable del arte del tablero y cartas del juego de mesa Polis de Fran Díaz y editado por Devir. ¿Cómo te animaste a ilustrarlo y qué desafíos surgieron durante su creación?
Sí, como decía antes, esto ha sido un poco una licencia que me permití. Con Polis quisimos trabajar con Enrique Corominas en la portada, ya que considero que se trata de un ilustrador que a través de una técnica tan clásica como los óleos es capaz de plasmar un estilo dinámico y moderno como pocos. Sus numerosas ilustraciones para las novelas de Juego de Tronos editadas por Gigamesh hablan por sí solas.

Pero por los elementos de juego necesitaban un tratamiento distinto. En esa época acababa de nacer mi hija, y me encontraba de permiso de paternidad. Aprovechando sus siestas y descansos me puse a jugar con el tablero de Polis, con la idea de quitarme la espinita de no haber hecho nunca un tablero de juego. Hice el tablero de Polis y me dije a mi mismo que lo mostraría en la oficina sin dar detalles. Si no gustaba, pues fuera, se quedaba en el cajón. Y si resulta que sí que les gustaba, pues tiraríamos por ahí. La respuesta por suerte fue muy buena, así que el dibujo se quedó. En mi opinión, cuando dibujas un tablero de juego con mapa resulta muy fácil caer en «lo fácil» y muchos de estos mapas parecen sacados de un libro de texto de «sociales». Por contra, ilustradores como Jared Blando tienen un estilo como dibujantes de mapas que vale la pena seguir de cerca.

Juego de mesa Polis

Como editor me encargo de toda la producción de nuestros juegos (los meeples, el diseño de componentes y demás), así que con eso y la inestimable ayuda del diseño gráfico de Antonio Catalán pudimos entregar un juego que, más allá de ser un juego reconocido por todo el mundo como un juegazo de categoría, ha recibido muy buenos comentarios por su producción. 

¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?
Ahora mismo estamos a punto de lanzar LUNA Capital, ilustrado por Albert Monteys, y poco después saldrá Castle Party, ilustrado por Laurielle. También estamos cerrando el juego Bitoku, ilustrado por Edu Valls: todo un talento a tener en cuenta y a seguir de cerca!

¿Volveremos a ver tu arte en algún juego más?
Me gustaría decir que sí, pero no puedo ni quiero abusar de ello. Sobre todo porque además estoy disfrutando mucho al trabajar con otros ilustradores. Se trata de un proceso casi simbiótico, en el que les acompaño en su viaje por el juego de mesa en el que trabajamos, y a la vez disfruto de una posición privilegiada viendo su proceso de trabajo desde cerca.

Por último. ¿Algún consejo para los ilustradores que quieran dedicarse al sector de los juegos de mesa?
Claro. Jugad mucho. Observad el trabajo de ilustración de los juegos desde el punto de vista del jugador. Estudiad como ofrecer una obra de ilustración fenomenal, siempre al servicio de la experiencia de juego.

(Todas las imágenes cedidas por David Esbrí)

No dejes de seguir a David Esbrí y a Devir Iberia para ver sus últimas novedades:

Comparte el arte
Ilustración
Post Anterior
portafolio-juegos-de-mesa
¿Cómo crear un por...
Ilustración para juegos de mesa
Siguiente Post
Ilustración para ju...